martes, 23 de septiembre de 2014

LA VITAMINA B 12 Y LA SALUD DEL SISTEMA NERVIOSO



Una leve deficiencia de vitamina B-12 o Cobalamina por corto tiempo puede causar anemia, fatiga y depresión. Si no se corrige a tiempo, una deficiencia mayor y a largo plazo puede originar daños permanentes en el cerebro y en el sistema nervioso central.  Lo curioso es que un sistema nervioso estresado podría también ser una causa de deficiencia de vitaminas, lo cual evidencia un círculo vicioso que es importante desactivar.
La vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal como el pescado (sardinas, salmón, mackerel, atún, bacalao), los mariscos (almejas, escalopes,  camarones, langostinos, y  cangrejo), y en los huevos de gallina, la carne de res, el cordero, la leche y el yogur. No se han identificado alimentos de origen vegetal que la contengan, salvo aquellos que vienen fortificados. Está disponible también en forma de suplementos y viene añadida a muchos alimentos como los cereales.
Si se consume más de lo necesario, el cuerpo secretará el exceso o lo almacenará hasta por un año en el hígado para su uso futuro, cada vez que lo necesite.
Las personas mayores de 60 años son más propensas a bajos niveles de vitamina B12, pues a medida que envejecemos,  se reduce la producción del ácido estomacal – un factor necesario para la adecuada absorción de esta vitamina - y el cuerpo la absorbe con mayor dificultad a partir de los alimentos.
Si tienes más de 50 años, el Instituto de Medicina recomienda hacerse un chequeo regular para averiguar si existe alguna deficiencia, y asegurarse de que se obteniendo a partir de los alimentos que la contienen o de un suplemento.

La deficiencia de vitamina B12 produce síntomas como hormigueo en las manos, las piernas o los pies, sensaciones extrañas, entumecimiento, dificultad para caminar, sensación de pérdida del equilibrio, anemia, inflamación de la lengua, piel amarillenta,  dificultad para pensar y razonar o pérdida de la memoria, debilidad y fatiga, entre otros. 

martes, 29 de julio de 2014

POR QUÉ ES CONVENIENTE MODERAR EL CONSUMO DE CEREALES (Ojo, esto incluye el pan) PARTE 1



He aquí algunas de las razones por las cuales deberíamos moderar el consumo de cereales:
  • Todos los cereales son excesivamente ricos en almidón y la digestión de los almidones nos resulta bastante difícil.
  • No somos constitucionalmente ni granívoros ni herbívoros.
  • Contamos con una concentración débil de amilasa salival (conocida también como ptialina), que es la enzima encargada de desglosar los almidones.

miércoles, 23 de julio de 2014

COMER SENCILLO Y POQUITO



Hace algún tiempo, trabajé en un lugar donde varios compañeros de trabajo eran chinos. Todos eran muy delgados e incansables. Pude observar que comían poco y bastante sencillo.
Comer sencillo ayuda a una buena digestión, a no enfermarse y a disfrutar de vidas más largas.
Algo que ayuda mucho a no sobrepasarse es comenzar con la ensalada o las verduras, y seguir luego con el plato más fuerte. Si hacemos lo contrario, es posible que al final del plato fuerte no nos quede espacio para la ensalada.
Combina tus proteínas con ensalada y tus harinas con vegetales. Las mujeres necesitan proteínas para tener un cabello brillante, uñas fuertes y una piel linda; también para producir estrógenos. Los hombres necesitan proteína y pequeñas cantidades de grasa para producir testosterona.
Ahora bien, siempre nos preguntamos cuánta proteína necesitamos. Una manera fácil de “medir” cuánta proteína necesitan las mujeres es usando como referencia el tamaño de la palma de la mano (sin incluir los dedos). Los hombres necesitan más que eso.
La capacidad de un estómago normal es más o menos de un litro. No deberíamos llenarlo completamente, sino máximo las tres cuartas partes. Si lo repletamos, la comida se atascará y el cuerpo dirigirá toda la energía a la digestión. Esto no sólo afectará la digestión, sino que también nos afectará el temperamento.

miércoles, 16 de julio de 2014

¡UN ALMUERZO LIVIANO!





El almuerzo debe ser liviano, pero muy nutritivo.
La razón tiene que ver con nuestro estilo de vida actual, que no nos permite descansar después de almorzar. La digestión es una de las actividades que requiere más energía corporal y cuando debemos trabajar después de almorzar, la energía que debe usarse para digerir se dispersa en otras actividades, lo cual no permite una óptima digestión. Después de un almuerzo pesado, nos da sueño, el cuerpo está ocupado digiriendo, y nos está pidiendo que le permitamos enfocarse en eso, en digerir.En el pasado, las personas hacían una siesta: desafortunadamente, ahora lo que hacemos es tomarnos el café de las dos de la tarde, lo cual equivale a pegarle latigazos al cuerpo para que continúe trabajando a pesar de estar digiriendo algo pesado. 

miércoles, 2 de julio de 2014

UNA ENSALADA AL DÍA ¡INDISPENSABLE!



Si no estás consumiendo una ensalada diaria, es bueno que empieces ya. Los vegetales verdes son abundantes en minerales alcalinos. Son fuentes increibles de calcio, hierro y otros minerales valiosos. Son ricos en vitaminas y contienen pequeñas cantidades de proteína de la más alta calidad y valor biológico. Son las fuentes más abundantes de clorofila que sólo pueden proveer las plantas verdes. Y pueden ayudar con problemas de anemia.
El efecto regenerativo de la clorofila está más que demostrado. Y me refiero a la contenida en alimentos frescos, no a la de tabletas o cápsulas. 

miércoles, 25 de junio de 2014

LA ESPINACA Y EL ÁCIDO OXÁLICO



El ácido oxálico es un ácido orgánico con cierto contenido de toxicidad, que existe en cantidades significativas en ciertas plantas, como la espinaca y el amaranto.  
Muchos de nosotros sólo pensamos en la espinaca cuando nos mencionan los vegetales verdes. Y no es que la espinaca no deba comerse, sólo que debe moderarse. Hay muchos otros vegetales verdes como las lechugas y el brócoli, que son opciones más saludables.
Existen otros vegetales verdes que también contienen ácido oxálico, pero en cantidades menores, nutricionalmente insignificantes, y son excelentes alimentos.



miércoles, 18 de junio de 2014

¿PUEDE EL CONSUMO DE FRUTAS CONDUCIRNOS A LA DIABETES?



No. Podemos estar tranquilos al respecto. Las frutas contienen aproximadamente de 40 a 65% de un tipo de azúcar llamado fructosa, que también se conoce como levulosa o azúcar de fruta. El resto del dulce de las frutas es glucosa. 
La fructosa, tal como existe en las frutas frescas, se descompone en el hígado y no provoca una respuesta de insulina. A diferencia de otros azúcares, la fructosa no requiere insulina para entrar al hígado y a las células.
Por otro lado, el componente de glucosa se comienza a descomponer en el estómago, pero a pesar de que la glucosa requiere la liberación de insulina en el torrente sanguíneo para ser totalmente metabolizada, la fibra abundante de las frutas retarda su digestión, evitando los picos y los bajones de azúcar. El cuerpo tiene, entonces, más tiempo para usar la glucosa como "combustible". 
Por otro lado, las frutas contienen menos azúcar por volumen, comparadas con otros alimentos dulces procesados con azúcar blanca.
Por ejemplo, una taza de fresas frescas contiene aprox. 11 gramos de azúcar, mientras que una taza de helado de fresas contiene aprox. 34 gramos de azúcar.
Incluso para quienes son diabéticos, la fructosa tiene una gran ventaja para ellos comparada con otros azúcares. Así que cuando consumimos
frutas frescas, no existe una demanda súbita de insulina, una sustancia que los diabéticos no pueden producir en cantidad adecuada. Del mismo modo, la fructosa de las frutas es un azúcar ideal para los hipoglicémicos. OJO! ESTOY HABLANDO DE LA FRUCTOSA CUANDO SE CONSUME LA FRUTA FRESCA, NO DE LA FRUCTOSA EN POLVO O AISLADA QUE ES PELIGROSA.